A bordo del yate real «Giralda» y con su familia, el monarca arribó al puerto coruñés en el año 1900